¿POR QUÉ UN CLIENTE ME COMPRARÍA A MÍ Y NO A OTRO?

 

Esta es una pregunta que debes empezar a analizar para saber en qué te diferencias de tu competencia. ¿Qué tiene de especial tu empresa o comercio?

 

En general, hay dos razones por las que los clientes van a comprar en tu negocio y no en el de tus competidores. La primera opción es porque sos más barato. La segunda, porque sos mejor. Pero, como siempre habrá alguien que pueda vender lo mismo que vos, más barato, SOLO TE QUEDA LA OPCIÓN DE SER MEJOR.

 

Entonces, si aún no lo hiciste, es hora de empezar a preguntarte:

¿En qué es mejor tu negocio? Es muy importante y necesario definir en qué te diferencias para ser el mejor.

 

Aprendé de tu competencia: ¿en qué están fallando? ¿Qué les falta para cubrir las necesidades de los clientes? 

 

¿Cómo me puedo diferenciar de la competencia?

Tu excelente servicio de atención al cliente.

La calidad de los productos.

Comodidad en el local, amplias puertas, rampas para sillas de ruedas o coches de bebé, estacionamiento.

Servicio post venta: servicio técnico o de capacitación para enseñar a utilizar el producto.

Logística: la comodidad para el cliente del envío a domicilio, o el envío más rápido.

Club de clientes VIP: esto cubre la necesidad de sentirnos parte de algo importante.

 

Otra pregunta importante que debes responderte, es ¿qué es vender para vos?
¿Es abastecer la demanda? ¿Es esperar a que alguien venga a comprarte?
Vender implica satisfacer las necesidades de las personas. Digo personas, para que nos demos cuenta de que detrás de un cliente, de un consumidor, de un mercado, hay personas, con emociones, sentimientos y necesidades reales para ellos que se deben respetar. 

Para que se genere la venta, tenés que trabajar en la confianza de tus clientes. Si una persona no confía en vos, no te va a comprar. 

Como vendedores, tenemos que ser capaces de "comprar" la aceptación y la confianza de nuestros clientes. 

 

Leé Cómo ser un líder emprendedor.   Desarrollá una personalidad de liderazgo para llevar adelante cualquier emprendimiento. ¡Adelante!