GUIAR Capacitacion y asesoria empresarial en comunicacion interna

5 razones por las que la comunicación es un gasto en tu empresa


https://3.bp.blogspot.com/-C98PzHjd8p4/WItphbR6wYI/AAAAAAAAqxw/apus4iSK43Qyo6gPmZ5o2fvMzYeQuO2ZQCLcB/s320/comunicacion.jpgCuando hablo de comunicación, no me refiero solamente a la publicidad, sino que hay muchas herramientas a tener en cuenta, que bien vale la pena que un emprendedor o una Pyme conozcan, y en caso de conocerlas, que las puedan potenciar para sacar su mayor provecho.
Cuesta mucho hacer que las Pymes tomen conciencia de que la comunicación se trata de una inversión, y no de un gasto para la empresa.

¿Pero por qué se suele pensar que es un gasto? Acá te describo cinco razones que podrían estar perjudicando tu negocio:

  1.  Mensajes diferentes en distintos medios de comunicación. En reiteradas oportunidades se acercan a la Pyme muchos medios de comunicación ofreciendo su espacio para publicidad, como también el texto y la grabación de audio o video, en el caso de radio y televisión, o diseño gráfico en caso de ser un medio gráfico. Entonces se realiza la publicidad con un mensaje para un medio gráfico, otro diferente para un medio radial y otro diferente para televisión o medios digitales. En la vida cotidiana, estamos rodeados e inmersos en un universo de información que el cerebro comienza a seleccionar y cada vez es menos con lo que se queda. Por esto, para que los clientes y potenciales clientes hablen de tu producto, el mensaje no solo debe llamar la atención y resaltar del resto, sino que debe ser el mismo en todos los medios de comunicación que elijamos.
  2. Elegir los medios de comunicación por amistad. Los medios de comunicación donde publicaremos nuestros mensajes deben elegirse por la capacidad del medio para llegar a nuestros clientes.  Internet, aunque es un medio masivo, te da la posibilidad de hipersegmentar y llegar a tu mercado objetivo, ya que podés elegir el lugar geográfico, la edad, como también los intereses o gustos de tu público. Debes asegurarte que los medios tradicionales tengan el rating suficiente y que sea proporcional al precio del espacio. De lo contrario, fracasará la publicidad y se convertirá en gasto.
  3. Creer que con la comunicación externa alcanza. Hacer publicidad para que nuestros clientes se informen y promover la acción de compra es tan importante como que el vendedor esté preparado para recibirlo, que el cliente obtenga  el producto en las mejores condiciones y que además reciba una atención especial. La atención al cliente puede ser la razón por la que tus clientes te elijan, por eso el equipo de trabajo debe estar preparado y al tanto de toda la comunicación que el cliente recibe de los medios, folletos, o cualquier otra forma de promoción.
  4. La frase “así me funciona”. Cuesta mucho salir de esta etapa, terminar con el concepto de “así me funciona”, o “no necesito publicidad”. Se trata de frase muy común, y además hace falta tomar conciencia de la inserción a la comunicación digital, a otros puntos de contacto, combinar medios tradicionales con nueva tecnología, conocer más al consumidor que ha cambiado mucho. Este consumidor del que hablamos, no es el que recibía información y la compraba. Ahora tiene muchos canales y medios de información, busca en Internet antes de ir a un negocio, o bien, no se queda con la información del negocio y busca luego en la red. Entonces es importante que te diferencies en cuanto a precios, calidad y forma de distribución. 
  5. Creer que la competencia se encuentra en el mismo rubro, misma cuadra o misma ciudad. Muchas veces creemos que competimos solo con comercios de la misma zona. Sin embargo, con el comercio electrónico, donde podemos adquirir productos o servicios, incluyendo viajes, seguros, cursos o carreras, nuestra competencia se extiende más allá de los límites que imaginamos. Por otro lado, la competencia también tiene que ver con la necesidad de los consumidores. Cuando necesito ropa, compiten entre sí las tiendas de ropa. Pero si necesito hacer un regalo para el día de la madre, por ejemplo, no solo compiten las tiendas de ropa entre sí, sino que también entran en la competencia las florerías, las bombonerías, el spa y la peluquería, entre otros.

Comparte este artículo con tus amigos y conocidos para que puedan aplicarlo y hacer crecer sus negocios.

Mariana Lloret


Volver al blog - Comunicate con nosotros

2015-2018 - GUI.AR Empresas asesoría en comunicación integral. Arroyito,Córdoba. Argentina