GUIAR Capacitacion y asesoria empresarial en comunicacion interna

Tu emprendimiento: desde la semilla y las raíces


Emprender es un acto de suma importancia, porque un emprendedor con un sueño, con un objetivo claro que cumplir, hace que mejor todo su entorno, su mundo, le da valor a su comunidad y genera calidad.

El nuevo programa de GUI.AR Empresas "Pensar en Grande" está destinado a asesorar y ayudar a los emprendedores a concretar su proyecto.

Ya sea que estés en una etapa inicial, o si ya has comenzado, podrás organizar la información que tenés, definir claramente tus metas y planificar estrategias para cumplirlas.
Esta es una asesoría solo para aquellos emprendedores que apunten al desarrollo y crecimiento de su proyecto, en Grande!!
¿Por qué te invitamos a Pensar en Grande? Porque es la forma en la que tu emprendimiento va a crecer. 

¿Y qué es Pensar en Grande? Es ponerte objetivos o metas a largo plazo, más que el día a día.
Estos objetivos de los que hablamos incluyen los objetivos de nivel personal, como también los objetivos económicos. Los objetivos son tus metas, a dónde querés llegar, qué querés lograr. Deben ser claros, concisos, medibles y con un tiempo determinado. Al final de este tiempo sabrás en qué medida pudiste cumplir o no tus objetivos. Los objetivos te van a permitir tomar mejores decisiones en tu vida.
Una vez que sabés a dónde querés llegar, podés planificar el rumbo, elegir los caminos y las estrategias para alcanzar la meta. 

¿Cómo sé si mi idea dará resultado? Para que tu idea sea viable tienen que coincidir varios factores: que sea algo que te motive, que te interese, algo que ames hacer; al mismo tiempo el mercado debe tener esta necesidad insatisfecha que deberás cubrir, y por último pero no menos importante, debe ser algo innovador. 
¿Algo innovador? Sí, algo nuevo, tenés que ser único. Y no estoy hablando de reinventar la rueda. Aunque ya existan negocios en tu mismo rubro, la innovación puede estar dada por la calidad en el servicio al cliente, por la distribución puerta a puerta, por la comodidad o servicio post venta para un cliente. Podés encontrar nuevos usos para un producto que ya existe, podés innovar de mil maneras diferentes.

La siguiente etapa será diseñar tu proyecto. Definirás a tu cliente ideal, que son las personas que querés ayudar con tu producto o servicio. Debes conocerlos, entrevistarlos, hablar con ellos, leer sobre ellos, leer lo que escriben, ver cómo hablar, cómo se expresan, su lenguaje y sus expresiones, sus actitudes y estilos de vida, sus problemas y qué les impide alcanzar sus metas. Dentro de tu mercado, también debes estudiar a tus competidores, ya que en ellos te basarás para diferenciarte. 

Al crear, construir, fabricar o producir tu producto o servicio, debes tener en cuenta esas inquietudes, intereses y necesidades de tus clientes. Es fundamental que asocies tu producto a una emoción o sensación positiva. Recordá que como consumidores, compramos los beneficios que nos da un producto, la sensación que nos provoca tenerlo o usarlo, la satisfacción de sus resultados.

Con esta información ya podés diseñar tu plan de negocio. ¿y qué es un plan de negocio? Es un documento, una herramienta, donde plasmarás con el mayor detalle, todos los aspectos del negocio. Un buen plan de negocio te ayudará a conseguir financiamiento, inversores o socios. 

La imagen de tu negocio, de tu producto y tu imagen personal, es algo en lo que tendrás que invertir si querés crecer y vender más. Incluso tu imagen y presencia en Internet es muy importante. Una web propia, por ejemplo, es tu casa, la casa de la empresa, del producto o servicio. Por lo tanto, una página web no se crea para satisfacer el ego del propietario (aunque así sucede el 95% de las ocasiones), sino para crear contenidos que le indiquen al lector a quién va dirigida esa página, cuál es el problema que le vas a solucionar, y el resultado que disfrutará cuando ya no tenga el problema, porque con tu producto o servicio se lo estarás solucionando. Al final, agregás una llamada a la acción: contacto, comentar, comunicarse, etc.
En las Redes Sociales debes tener en cuenta que podés crear cuentas en todas las redes posibles para asegurar que no usen tu nombre, y escoger una o dos que son las que elige tu cliente habitualmente, y así estarás en contacto constantemente y establecerás relaciones duraderas.

Ahora, a vender. Todos tenemos que saber vender porque de eso vivimos. el que no sabe vender no puede ni conseguir pareja. No importa la profesión, desde un doctor, un ingeniero, hasta el artesano o el que corta el césped, tienen que saber vender sus servicios. Hasta en una entrevista laboral, va a ganar el puesto el que se sepa vender. No importan las notas que haya obtenido en la universidad , no importa que sea productivo en el trabajo sino lo sabe demostrar y hacerle ver al entrevistador que es lo que su empresa necesita.
Además, no solo debes vender, sino crear clientes. ¿Crear clientes? Así es, conocerlos, mantenerlos, fidelizarlos, valorarlos. Porque en un mundo en el que nadie confía en nadie, en el que la gente está harta de falsas promesas, necesitas poder demostrarles que sos digno de confianza.  Les vas a entregar contenidos atractivos, que serán de su interés y verán que los entendés. Esto creará la conexión necesaria para que comiences a ser visto como experto en ese mercado. Y cuando les digas que tenes una solución específica a su problema, o que los resultados superarán sus expectativas, es entonces cuando vas a convertir a tu negocio en un imán de ventas.

Ahora ingresá a www.guiarempresas.com/emprendedores y seguí capacitandote. Seguí creciendo. Gracias.

Mariana Lloret


Volver al blog - Comunicate con nosotros

Desde 2015 - GUI.AR Empresas asesoría en comunicación integral. Arroyito,Córdoba. Argentina