GUIAR Capacitacion y asesoria empresarial en comunicacion interna

¿Sos capaz de comunicarte eficazmente? ¿Hacés contactos o te comunicás? ¿Cuál es la diferencia?

Para saber cómo te estas comunicando con el resto de las personas, ya sea en el trabajo, con tu familia, vecinos, o con cualquier persona que te encuentras, primero tenes que saber qué es comunicar. Porque en este momento social y cultural que vivimos a nivel mundial, donde hay tantos medios de comunicación y tantas formas de comunicarnos, la realidad nos muestra que es escasa la comunicación, tenemos solo contactos. Entonces, ¿Cuál es la diferencia? ¿Cuándo nos comunicamos? Podemos decir que nos comunicamos cuando nuestro mensaje logra llegar al otro, y esa persona nos responde.

Tenemos tantos medios y redes sociales, donde todos queremos expresarnos, queremos contar dónde estamos, qué hacemos, cómo nos sentimos, muchos lo usan para reclamar y quejarse, y debemos aceptar que es notable la cantidad de quejas que hay en las redes. Pero la pregunta es: ¿quién escucha? Porque si tu mensaje no llega a quien tiene que llegar, es lo mismo que no hubiéras escrito o dicho nada. Muchos reclamos y quejas que se publican no llegan a la persona, institución o entidad que debería estar solucionando el problema planteado.

De igual forma, el bombardeo de información diaria y las actividades rutinarias y sin descanso, tampoco nos permiten comunicarnos en cara a cara. Cuando una persona nos habla, estamos pensando en otra cosa, en lo que tenemos que hacer después, o lo que tendríamos que haber hecho y no tuvimos tiempo. O peor, mientras nos hablan, estamos pensando qué vamos a responder, en lugar de escuchar. Pero debemos volver a escuchar. Especialmente en casa, con nuestros hijos, pareja y familia. El principio de la comunicación no es la emisión de un mensaje, sino la recepción, la escucha.

Para comunicarnos, debemos aprender a escuchar. Escuchar es poner nuestros sentidos a disposición de ese momento, para que podamos entablar un diálogo y una comunicación.
De esta forma, para que tu comunicación sea efectiva, tiene que tener, no solo un mensaje claro, sino también una escucha ACTIVA. ¿Y esto qué es? Nada más ni nada menos que  demostrar interés en lo que la otra persona te está diciendo, para poder sentir empatía, o sentir lo que siente esa persona, y poder darle una respuesta adecuada. Porque solo escuchando es que vas a poder comprender. Solo escuchando podras tolerar a los demás. Solo escuchando podrass ayudar, apoyar y contener. 

Pero por supuesto, como la caridad empieza por casa, y esta vez hablo de vos mismo, es importante que escuches tus propios pensamientos y necesidades. Así como nos cuesta encontrar tiempo para lograr una conversación con nuestros seres queridos, mucho menos nos damos tiempo para nosotros. ¿Cómo podes lograrlo? Escucharte a vos mismo siendo honesto, silenciá todos los dispositivos, televisión, celulares, etcétera, como también ese juez interno que te dice lo que haces mal o bien, y solo escuchá esa voz que te dice cómo te sentis. Es un ejercicio diario que te facilitará la siguiente fase, la de comunicarte con los demás.


Volver al blog - Comunicate con nosotros

2015-2018 - GUI.AR Empresas asesoría en comunicación integral. Arroyito,Córdoba. Argentina